Código Ético

Protección a menores y personas vulnerables – Ámbitos seguros

La Salle está firmemente comprometida con la protección de las personas menores y las personas vulnerables, siendo especialmente sensible ante los casos de abusos y mostrando su disposición a la atención de todas las víctimas y sus familias.

La Salle, desde su compromiso, trabaja para la creación y mantenimiento de espacios seguros, y se muestra vigilante para lograrlo en todas sus comunidades y centros educativos, buscando siempre extender la protección a todas las personas que participan o son parte en las actividades que se desarrollan en dichos espacios.

Además de nuestro Código Ético y de Conducta (arriba referenciado) y de la existencia de un Canal Ético, La Salle posee protocolos y guías de actuación en caso de abusos a menores o personas de colectivos vulnerables, y pone a disposición de cualquier persona que quiera hacer llegar a la Institución alguna información, testimonio o denuncia en relación a algún comportamiento o acción de miembros de la misma (pasado o presente) el correo proteccion@lasalle.es, que a nivel del Distrito Arlep (España y Portugal) canalizará todos los mensajes recibidos para actuar siguiendo dichos protocolos, que recogen tanto el procedimiento interno como la puesta en conocimiento de los hechos relatados de la autoridad competente en caso de ser constitutivos de delito conforme a la legislación vigente.

La Salle reitera la importancia de escuchar y atender a las víctimas de abuso y acompañarlas en su camino de recuperación, de crear ambientes seguros, de ser más cuidadosos en los procesos de elección de aquellos candidatos a formar parte de la Institución en cualquiera de sus ámbitos y de la inexcusable colaboración con las autoridades civiles.

Además, en La Salle se está trabajando para que todos los miembros de la Institución, en especial aquellos que por su actividad tengan contacto con menores o colectivos vulnerables, sean conscientes de la importancia de este tema, pidiéndoles que contribuyan a la prevención de situaciones de riesgo y que tengan capacidad de reacción y de responder adecuadamente a cualquier situación que resulte inapropiada y dañe la dignidad de otros.